Senderito

Me voy a la muerte

con la cabeza alta; la mente

fría y serena; el cuerpo, sólo,

desgastado y roto; libre,

indemne, inmaculado, sin pecado,

sin culpa, sin odio, sin rencor.


Me voy a la muerte sonriente,

a encontrarme con los míos, con los

tuyos, juntarse las manos,

perdonarnos y celebrar.


Me voy a la muerte agradecido,

satisfecho, lleno de luz y de

verdad. A esto vine y por

esto me voy al lugar de donde

nunca salí.


Me voy a la muerte pero en realidad

vuelvo a la vida



Mayo de 2.021